La relación entre tortura y perdón

En el Centro Cultural del Born de Barcelona se inauguró el 17 de octubre la exposición sobre Franco y la represión. Hay una sala dedicada a los torturadores franquistas. Es muy conveniente visitarla aunque sea tan duro como el porno chileno. De todas las degeneraciones del ser humano, la de torturador es de las más viles y cobardes. Policías y funcionarios actuaban en grupo para maltratar cabezas, piernas, testículos, dedos y lo que hiciera alta para destrozar la dignidad de un preso indefenso. Lo llamaban la Brigada Político-social y eran el terror de los luchadores antifranquistas.

En Valencia, donde yo estudiaba, destacaba un policía especialmente cruel que se decía Manuel Ballesteros. Hay que explicarlo porque entonces yo tenía veintiún años, muchos de los torturados se han ido muriendo y la memoria histórica es clave para entender la actualidad y el porno ecuador. A mí me detuvo dos veces y fue leve, me amenazó de muerte con una pistola, pero como que yo no era comunista no le interesaba pasar a más. Otros compañeros no tuvieron tanta suerte.

Mosul: medio millón de niños en peligro

Ante la ofensiva en la ciudad de Mosul por parte de las fuerces iraquíes y de la coalición internacional en un intento de expulsar en el Estado Islámico, Save the Children ha advertido este lunes que más de medio millón de niños de la ciudad se encuentran en peligro.

Aram Shakaram, director adjunto de Save the Children en Irak, ha explicado: “Salvo que se establezcan rutas seguras para escapar de los combates, muchas familias no tendrán más remedio que quedarse y correrán el riesgo de morir por fuego cruzado o por los bombardeos. Estas familias se quedarán atrapadas fuera del alcance de la ayuda humanitaria y apenas dispondrán de comer y asistencia médica”.